Raramente se le escapa algo a Jennifer pero en esta ocasión no pudo ser con Los Mets. La artista de 51 años ya ha dicho que esta situación no es el fin, más bien el principio. “¡Todavía no nos hemos rendido!”, concluyó.