Los beneficios de besar

Hoy es el Día del Beso, por lo que te invitamos a no dejarlo pasar sin antes haberte llenado de sus placeres.

Un beso es un acto tan completo que te puede provocar reír o hasta llorar. Es un recorrido que abarca las más tiernas, sensuales y excitantes emociones, capaces de alejarte de este mundo hacia un universo de plenitud.

Es un analgésico, una “droga” sin efectos secundarios, un calmante, un sicólogo, un psiquiatra, un sociólogo, un sexólogo y una fuente completa para la salud física y mental. ¿Doctor podemos excedernos en la dosis? ¡Por supuesto! La felicidad no se dosifica y los besos presionan el botón para que la serotonina y la dopamina que son neuroquímicos que tienen que ver con la repetición de la conducta y la felicidad.

Para Sheril Kirshenbaum, bióloga, periodista científica y autora de La Ciencia de Besar, cuando besamos se activa la oxitocina, que es la hormona con la que se relaciona el amor, ya que causa un intenso sentimiento hacia la otra persona, generando apego por períodos largos en la vida.

Algunos estudios afirman que las mujeres generamos más de esta hormona que los hombres, por su función en el embarazo, parto, la lactancia y por hacer posibles las relaciones sociales.

“Los besos producen reacciones químicas en nuestro cerebro que movilizan el cuerpo.

Existe un intercambio de saliva en el que la testosterona del hombre actúa como afrodisíaco en la mujer”, dice la estudiosa, coincidiendo con investigaciones de la Sicología en las que se asocia con la liberación de endorfinas en el cuerpo, la cual influye en el sistema inmunológico, modula el apetito, calma el dolor y también todo lo que refiere al placer y el bienestar.
¿Te motivaste? Conoce los siguientes tipos de besos, de los tantos que hay, y atrévete a disfrutarlos hoy y siempre:

Beso en la frente. Si bien es una oda a la ternura, también lo es a la manifestación de un amor que respeta y en el que se destaca un profundo romance basado en la protección. Es válido en las relaciones de pareja, de amistad y fraternal.

Beso en la mejilla. Es prácticamente parte de la cultura universal de saludar, en él hay una libertad de besar como símbolo de aceptación social, aun cuando sea a un desconocido, aunque en este caso lo más habitual es darlo mejilla con mejilla, porque el que consiste en poner la boca en la mejilla de la otra personas envuelve cariño.

Beso con mordisco. No significa que le vayas a arrancar la boca al otro, es un roce tenue con los dientes que invitan a llevar un beso suave al siguiente nivel. Es de los besos que pertenecen a un acto erótico.

Beso en la mano. Evocan respeto, afecto e interés hacia la persona besada. Aunque ya no abunda sigue vigente en algunas culturas. En tiempos pasados también la caballerosidad hacia la mujer.

Beso esquimal. Quizá se el único que no requiera la boca, solo la inusual manera de frotar ambas narices, mientras surgen las carcajadas o el jugueteo si son pareja. Representan relaciones de confianza, no exclusiva de pareja.

Fuente :diariolibre.com

Entradas relacionadas

Deja un comentario