La vacuna Pfizer reponsable de la muerte de 23 personas en Noruega

En dos meses del inicio de las vacunaciones para el coronavirus en Noruega, 23 personas que recibieron la inyección de Pfizer han fallecido en el país nórdico, lo que ha obligado a una investigación para determinar si hay relación entre el tratamiento y las muertes.

Hasta ahora se han aplicado 20.000 dosis en el proceso de inmunización, por lo que la Agencia Noruega de Medicamentos y el Instituto Nacional de Salud Pública aseguran estar investigando estas muertes, de las que 13 ya han sido evaluadas mediante autopsias.

Infomundord.com

Los primeros hallazgos apuntan a que los efectos secundarios del antígeno podrían haber conducido a reacciones graves en personas ancianas frágiles.

“Para aquellos con la fragilidad más severa, incluso los efectos secundarios relativamente leves de la vacuna pueden tener graves consecuencias”, ha explicado la Agencia Noruega de Medicamentos.

“Para aquellos que tienen un período de vida restante muy corto de todos modos, el beneficio de la vacuna puede ser marginal o irrelevante”, agregó al respecto.

Esta advertencia no significaría que las personas más jóvenes y saludables deban evitar vacunarse, pero sí es un alerta respecto al proceso de monitoreo frente a la seguridad de las vacunas.

Pfizer y BioNTech están trabajando con el regulador noruego para investigar las muertes en Noruega, explicó la multinacional estadounidense en un comunicado. En este, Pfizer asegura que “el número de incidentes hasta ahora no es alarmante y está en línea con las expectativas”.

 

Además, la empresa farmacéutica anunció el sábado un “plan” que permitirá limitar a una semana el retraso en la entrega de la vacuna contra el covid-19, cuando Europa temía un plazo mayor, de “tres a cuatro semanas”.

 

“Pfizer y BioNTech desarrollaron un plan que permitirá aumentar las capacidades de fabricación en Europa y entregar muchas más dosis en el segundo trimestre”, anunciaron ambas empresas mediante un comunicado conjunto.

“Volveremos al calendario inicial de entregas en la Unión Europea a partir de la semana del 25 de enero, con un aumento de entregas a partir de la semana del 15 de febrero”, añadieron ambos grupos.

“Para ello son necesarias ciertas modificaciones de los procesos de producción de ahora en adelante”, indicaron ambos socios.

Pfizer advirtió el viernes que debido a obras en una planta de producción de la vacuna en Puurs, en Bélgica, debería retrasar esas entregas. Berlín evocó un reducción de la cadencia “durante tres a cuatro semanas”.

Fuente: semana.com

Deja un comentario