Empresas y negocios estadounidenses no encuentran suficientes trabajadores

Restaurantes buscando empleados desesperadamente en plena recuperación, largas esperas por la falta de conductores en empresas como Uber y Lyft… La economía estadounidense está mostrando un fenómeno insólito tras la crisis provocada por la pandemia: más puestos de trabajo que demandantes de empleo.

Una situación que los más críticos achacan al refuerzo de los subsidios por parte del Gobierno de Joe Biden y que algunos economistas interpretan como un simple reajuste del mercado laboral.

El débil dato de creación de empleo en abril, cuando se crearon solo 260,000 puestos de trabajo frente al millón estimado por los analistas, ha generado preocupación acerca de la situación del mercado laboral en la primera economía mundial.

Las empresas de transporte privado con conductor son un ejemplo de lo que está pasando. Una de las conductoras que hace meses que no se pone al volante de su vehículo en Los Ángeles (California, Estados Unidos) es la actriz Frida Quini, nombre ficticio por petición de la entrevistada, que decidió dejar de trabajar en diferentes lugares “gracias a las ayudas del Gobierno”.

Entradas relacionadas

Deja un comentario