La pandemia ha generado que familias pobres coman solo una vez al día

Como consecuencia de las medidas de confinamiento y cierre comercial por la pandemia, familias de barrios urbano-marginales del Gran Santo Domingo han vivido escasez de alimentos y reducido a dos y una las comidas que ingieren en el día.

La situación ha sido más notoria en familias que no fueron beneficiarias de los programas de transferencia condicionada del Gobierno Quédate en Casa, FASE y Pa’Ti.

El estudio, elaborado por Ciudad Alternativa en coedición con la Fundación Friedrich Ebert, encontró que, ante la insuficiencia de recursos económicos, algunas familias han recurrido al fiado en los colmados.

“Ahora mismo es de lo que consigue mi esposo que nosotros nos estamos alimentando un poco; si él no consigue nada, por ejemplo, podemos quedarnos así el día entero, porque hay veces que él nada más tiene 50 pesos, y lo que hay que hacer (es) una sopita”, dijo una entrevistada para el estudio, residente en La Piedra de Valiente.

Entradas relacionadas

Deja un comentario