Donald Trump endurece su postura contra un aliado por la venta de Groenlandia

El presidente, Donald Trump, dijo este martes que estaba posponiendo una reunión agendada con la primera ministra de Dinamarca después de que rechazara su interés en comprar Groenlandia, parte de su nación.

“Dinamarca es un país muy especial con gente increíble, pero basado en los comentarios del primer ministro Mette Frederiksen, de que no tiene ningún interés en discutir la compra de Groenlandia, pospondré nuestra reunión agendada dentro de dos semanas”, escribió Trump en su cuenta de la red social Twitter.

Trump ha mostrado interés por adquirir Groenlandia, una isla de 811.000 millas cuadradas (2,1 millones de kilómetros cuadrados) de superficie y 56.000 habitantes, cubierta de hielo y colocada entre el Océano Atlántico norte y los océanos árticos.

Leer Tambien: Trump y Maduro reconocen diálogo entre EEUU y Venezuela

No se trata del primer presidente de EEUU que muestra interés por este territorio libre del Reino de Dinamarca, rico en recursos minerales y que hospeda una base militar estadounidense: ya hubo al menos dos intentos de adquirirlas, en 1867 y en 1946. En esta segunda ocasión, el entonces mandatario Harry Truman llegó a ofrecer 100 millones de dólares por la isla.

En aquel entonces Dinamarca rechazó la oferta. Y según manifestó este domingo la primera ministra del país, Mette Frederiksen, también esta vez es muy complicado que pueda haber trato. “Groenlandia no está a la venta”, aseguró en declaraciones recogidas por el diario Sermistiag y otros medios locales. Antes de añadir que no veía esa perspectiva como algo serio.

Trump explicó que considera a la isla “estratégicamente interesante” y que adquirirla sería esencialmente “un gran negocio inmobiliario”. El presidente remarcó que “Groenlandia pertenece a Dinamarca” y que EEUU “es un gran aliado” de ese país, así como que este estaría perdiendo “una cantidad de dinero tremenda” en la gestión de la isla. Sin embargo, afirmó que “primero habría que hablar con ellos” y ver si la oferta “les puede interesar”, así como que no se trata de un asunto prioritario.

“Groenlandia no es danesa, es groenlandesa”, dijo en cambio Fredriksen durante una visita este domingo en la isla, haciéndose así eco de las declaraciones de algunos políticos del país escandinavo y de la isla, quienes ya habían dicho que Dinamarca no puede decidir sobre la venta de ese territorio, según la televisión pública DR.

“Espero de verdad que no sea nada que se haya dicho en serio”, agregó la primera ministra. “Es una discusión absurda, y Kim Kielsen [primer ministro groenlandés] ha dejado claro que no está en venta. Ahí termina la discusión”, zanjó. “En cambio, hay muchas otras cosas de las que queremos hablar con un presidente estadounidense”.

Pero el tono de Trump cambió considerablemente respecto de este lunes, cuando bromeó sobre sus intenciones con un mensaje en Twittermanipulando una fotografía de una pequeña aldea del país en la que aparece una de sus torres.

“¡Prometo no hacerle esto a Groenlandia!”, dijo el mandatario.

A pesar de que el mandatario dijo que no era una prioridad de su Gobierno, este miércoles ha pospuesto una reunión con el líder de una nación aliada, citando específicamente como razón la negativa de la venta de Groenlandia.

Fuente: msn.com

Deja un comentario